El Triunfo de la Cruz - La Diablesa Orihuela | Comunidad Valenciana


Imágenes

Descripción

El Triunfo de la Cruz - La Diablesa

La Semana Santa despierta austeridad y profundos sentimientos religiosos, vividos con gran pasión, a lo largo y ancho de la Península Ibérica. Inmersos en pleno siglo XXI algunos pueblos, afortunada y sorprendentemente, conservan extrañas procesiones y herméticos rituales de origen pagano que sobrecogen por la siniestra atmósfera que les rodea. Éste es uno de ellos...

Pero si existe una tradición digna de mención y estudio es, sin duda alguna, la que se celebra desde 1694 en la comarca de la Vega Baja de Alicante, concretamente en la localidad de Orihuela.

La Semana Santa, en este maravilloso enclave del levante español, es especial. Cada año sale a las calles La Diablesa –también conocida como Cruz de los Labradores– ante la curiosidad y el asombro de cientos de curiosos que se agolpan en las vías públicas.

PAGANA HISTORIA E ICONOGRAFÍA

Una escultura religiosa única en su género. El paso, compuesto por una cruz por la que se descuelgan unas toallas, rodeada de nubes, con cinco ángeles que portan un martillo, una corona de espinas, unas tenazas, una escalera y una cruz que emerge sobre una bola del mundo que es abrazada por un esqueleto tumbado y un diablo con pechos asiendo una manzana, conforma una sincrética y profana estampa.

Solamente algunas pinturas medievales del centro y Norte de Europa muestran algún nexo de semejanza con La Diablesa. Una de ellas se encuentra en la Columna de la Peste de Viena, una obra escultórica realizada en 1682 por Johann Bernard Fischer Von Erlach, y que también muestra un diablo de características similares al alicantino.

La marcha religiosa encamina sus pasos en un pasacalles desde la Universidad de Orihuela, comandada por el Caballero Cubierto, personaje elegido por las autoridades oriolanas por alguna obra benéfica o trabajo de relevancia para la comarca.

Desde Santo Domingo hasta Monserrate, las diferentes iglesias de la localidad son paradas obligatorias. La Diablesa no entra en ninguno de los templos. Aguarda, bajo la atenta mirada de los asistentes, a la comitiva.

Su origen aparece documentado desde el siglo XVII, cuando varias cofradías, agrupadas bajo el nombre de Cofradía del Santísimo Sacramento, realizaron labores piadosas dando sepultura a vagabundos y sentenciados por la ley.

A finales del siglo XVII, diferentes gremios se sumaron a la organización de las fiestas cristianas. En 1902, los horneros y panaderos se unieron en la Oración en el Huerto y, en 1964, los labradores comenzaron a participar en el séquito del Viernes Santo, portando el estandarte de la Cruz de los Labradores "con unas toallas solamente”.

Tras la primera procesión, los labradores encargaron a Nicolás de Bussy un nuevo paso iconográfico que salió por primera vez en procesión en 1695. Para realizar esta obra enmadera policromada, los agricultores del Arrabal de San Agustín tuvieron que endeudarse, como así quedó reflejado en varios manuscritos.

La manifestación eclesiástica ha sufrido diferentes variaciones con el paso del tiempo.

En la actualidad esta compuesta por tres pasos: San Juan Evangelista, conocido popularmente como San Juan de la Palma, obra anónima; El Triunfo de la Cruz de los Labradores o La Diablesa, del citado Nicolás Bussy; eL Cristo Yacente, de Sequeir Zanón, y La Soledad, obra de Sánchez Lozano.

ENTRE LO ORTODOXO Y LO HETERODOXO

La imagen, como otras muchas, tiene dos lecturas simbólicas: una religiosa y otra iniciática o hermética. La primera nos muestra el triunfo del cristianismo sobre los placeres terrenales: el globo terráqueo, la tentación y la muerte (representados en la bola del mundo), el esqueleto y la diablesa.

Por encima de ellos la pasión, muerte y resurrección del Mesías reflejado en los querubines. La diablesa se identifica como Lilit, trasunto hebreo de la diosa sumeria Lilitu, reina de la noche, asesina de niños y seductora de hombres durante el sueño acompañada en sus cortejos nocturnos por búhos y chacales.

La segunda se cimenta en saberes y filosofías herméticas: el triunfo de la Alquimia. El Crisol, figurado en la cruz, triunfa convirtiéndose en la piedra filosofal después de pasar por el laboratorio donde se trabaja para conseguir la esencia.

El Hombre, representado en el esqueleto junto a los alquimistas reflejados en la diablesa, se une en la esfera, símbolo de la globalidad, que finalizará con la separación del principio alquímico de la purificación.

por Francisco Contreras Gil

Biblioteca Del Viajero
SUPERSTICIÓN Y FE EN ESPAÑA, de María Ángeles Arazo.

La procesión más representativa de la Semana Santa de Orihuela

Una de las procesiones más representativas de Orihuela es la del Santo Entierro de Cristo. Destacan las peculiaridades tanto en la estética como en la composición social. Por un lado la conforman cuatro pasos en los que predominan la austeridad y sobriedad, de forma especial el paso del “Triunfo de la Cruz” o “Diablesa” que no entra en los templos por los que discurre la procesión.

Por otro, se deja ver la estratificación social y la representación de diferentes asociaciones y grupos de la ciudad. Por último cabe reseñar la particularidad de que tanto su organización y coste corren a cargo del Ayuntamiento.

Pero sin duda alguna la figura más representativa de esta procesión es el Caballero Portaestandarte o “Cubierto”. Envuelto en la leyenda, el mito y la historia, todos los años la Corporación Municipal nombra a un hombre que represente los valores de amor y defensa de Orihuela.

La procesión discurre con normalidad bajo un cielo despejado y con una cierta brisa que deja volar el lienzo de la cruz de la “Diablesa”.

El primero de los pasos, que abre el cortejo, es San Juan Evangelista portado por los cofrades del “Ecce Homo”.

Después numerosos alumbrantes procedentes de todos los rincones de la ciudad y sus pedanías. Los alcaldes pedáneos preceden a la “Diablesa”, que es portada por una Hermandad de Costaleros.

La urna dorada donde descansa el cuerpo yacente de Cristo vuelve a enmudecer a los espectadores. Los “Armaos” portan sus lanzas boca abajo en señal de duelo por la muerte de Dios.

Cerrando el cortejo Ntra. Sra. de la Soledad con sus pilares.

La presidencia eclesiástica la forman el Vicario de Santa Justa y Rufina y el Obispo de la Diócesis junto a canónigos de la Catedral. La representación civil la componen el Alcalde y miembros de la Corporación, representantes de la policía local, guardia civil y policía nacional.

Como manda la costumbre, en la Catedral, se producen los dos momentos más curiosos de este desfile: la entrada del Caballero Cubierto con su chistera y la “no entrada” de la Diablesa en el espacio sagrado la iglesia, rodeándola y volviéndose a incorporar a la procesión en la Plaza Teniente Linares.

La restauración: El Ayuntamiento de Orihuela Y El IVACOR firman un Convenio para restaurar “El Triunfo De La Cruz”

Esta semana de junio se ha firmado el convenio con Instituto Valenciano de Restauración y Conservación (IVACOR) para restaurar el paso “El triunfo de la Cruz”, conocido como “La diablesa” y realizada en el siglo XVI por Nicolás de Bussy.

El convenio contempla un coste de la restauración de 23.600 euros, de los cuales 11.800 euros corren a cargo del Ayuntamiento y otros tantos a cargo del IVACOR. El Ayuntamiento correrá con los gastos de transporte a Valencia y con los del seguro contratado al efecto.

En este sentido, según los archivos de Patrimonio, el paso tiene un valor de 450.000 euros.

Por su parte, el IVACOR, ha considerado que “El triunfo de la Cruz” es “la pieza del año”.

El IVACOR ha detallado que los profesionales de esta entidad harán radiografías y una copia en tres dimensiones. Además, le pondrá un chip de localización ante posibles robos en el futuro.

La pieza podrá estar en Orihuela “en febrero o marzo ya restaurada”. Asimismo, dada la entidad del paso, se hará una conferencia sobre el proceso de restauración, además de la memoria que suele hacerse en estos casos. Del mismo modo, el IVACOR prevé editar una publicación con los detalles del proceso.

De esta manera el próximo año podremos observar uno de los monumentos más emblemáticos de la cultura oriolana, otra vez en la Sala Museo de San Juan de Dios con la información de interés sobre un monumento muy particular de nuestra ciudad.

Contacto

Estos son los datos de contacto de El Triunfo de la Cruz - La Diablesa Orihuela para que puedas hacer tu reserva o consultar lo que necesites.

Dirección: Sala Museo San Juan de Dios - Calle del Hospital, 5, 03300 Orihuela, España

Teléfono/Fax: 966743154

Url:

860Visitas

Mapa

Características

  • Monumento

Otras ofertas

Otros sitios y alternativas Costasur

Páginas similares en otros destinos
Otras páginas en este destino
Servicios disponibles en este destino