Sindicatos CC.OO y UGT en Orihuela | Provincia de Alicante



Imágenes

Descripción

El edificio "Poeta del Pueblo", o edificio de los sindicatos, contiene en su interior a parte de oficinas municipales los sindicatos CC.OO y UGT en Orihuela (Comisiones Obreras y la Unión General de Trabajadores).

Tras la demolición del antiguo edificio, que presentaba un mal estado de conservación, la obra consistió en la construcción de un edificio de cuatro plantas y 1604,05m2 destinado a oficinas sindicales y municipales.

El nuevo edificio se articula desde una zona centrada común de recepción, núcleo de comunicación vertical (escalera y ascensor) y aseos. Desde este núcleo se accede a dos locales por planta, excepto en la baja que solo dispone de un local, destinando el resto de superficie a servicios generales de instalaciones precisas para el funcionamiento del edificio.

El fondo del solar queda libre de edificación creando un patio posterior abierto a fachada por C/ Barrionuevo. Esto supone una apertura en la manzana densa en que se ubica el edificio, que genera una entrada de luz y soleamiento en la calle.

La inversión fue de 1.949.124,80 €, siendo un proyecto que se ha llevado cabo mediante los Fondos del Plan E, y que ha sido ejecutado por la empresa oriolana TARANCON.

Entre el tipo de servicio que ofrece CC.OO-Comisiones Obreras en Orihuela están: acción sindical, salud laboral, ocupación, politica social, dona, trabajadoras del hogar, formación, jóvenes, formación sindical, medio ambiente, migraciones, movimientos sociales y cooperación, lgtb, cultura.

Esta es una breve historia sobre Comisiones Obreras en el país valenciano:

Comisiones Obreras del País Valencià (CCOO PV) es según sus Estatutos un sindicato reivindicativo y de clase, unitario, democrático e independiente, participativo y de masas, sociopolítico, de hombres y mujeres, internacionalista, pluriétnico y multicultural.

Adopta la forma jurídica de sindicato de acuerdo con la Ley Orgánica de Libertad Sindical (BOE del 8 de agosto de 1985) y forma parte de la Confederación Sindical de CCOO del Estado español.

La aparición de comisiones obreras en la década de 1960 significa el resurgir en la clandestinidad, con una fuerte vinculación a las estructuras del PCE, del movimiento obrero organizado en España, al cabo de dos décadas de su completa derrota y destrucción por el régimen de Franco.

Diversos factores determinaron que hombres y mujeres descontentos con el régimen laboral y de representación sindical, autoritario y represivo, impuesto por la dictadura, iniciaran su andadura. Entre estos factores desde mediados los años 1950 se encuentran la aparición de expectativas reales de mejora material al empezar España a participar del crecimiento económico de la Europa Occidental; el malestar provocado por la introducción de métodos para forzar aumentos en la productividad del trabajo en las industrias; la incorporación masiva al trabajo asalariado de jóvenes menos condicionados que sus padres por la derrota, el hambre y el miedo de la posguerra; la memoria de las experiencias de la II República y la Guerra Civil con la persistencia de sentimientos de desafección a la dictadura pese a la dura represión y a la intensa socialización franquista; la labor de los movimientos especializados católicos HOAC y JOC y la influencia del Concilio Vaticano II en medios progresistas de base de la Iglesia; la legalización en 1958 de la negociación colectiva dentro de unos límites y cierto "aperturismo" del "sindicalismo vertical" con la eventual relajación de los controles sobre las candidaturas en las elecciones de representantes legales de los trabajadores. Otro factor a tener en cuenta fue la reorientación estratégica desde 1956 del Partido Comunista, el más organizado y activo del antifranquismo, tendente a la introducción y captación de militantes en las empresas para impulsar un nuevo movimiento obrero de oposición a la dictadura. Desde el estado de excepción de 1969, la represión contra las CCOO acentuó su dependencia del aparato clandestino del PCE, mientras que el éxito de las mismas atrajo a grupos ultraizquierdistas (Liga Comunista, Movimiento Comunista, Plataformas Anticapitalistas...) decididos a disputarle en el terreno de los movimientos sociales la hegemonía del antifranquismo al Partido Comunista.

Todos los factores anteriormente mencionados inciden en los orígenes de CCOO en el País Valenciano. Los núcleos más importantes hasta 1975 del resurgir del movimiento obrero fueron el textil en l'Alcoià, el Comtat y la Vall d'Albaida, la construcción y el calzado en Alicante y los valles del Vinalopó, el gran metal (Macosa, Elcano, Unión Naval) y el mueble en Valencia y l'Horta, los Altos Hornos en Sagunt, y la fábrica de calzado Segarra en Vall d'Uxó.

El domingo 11 de diciembre de 1966, después de las elecciones sindicales del mismo año, tuvo lugar en la sede de la sociedad cultural Lo Rat Penat la reunión fundacional de CCOO en Valencia, de la que surgió un pequeño grupo dirigente y coordinador activo hasta las detenciones de noviembre de 1968, que dieron lugar al Sumario 275/1969 del Tribunal de Orden Público. Desde el punto de vista de la represión policial y política también fue un golpe importante la detención de participantes en la comisión que preparaba la negociación del convenio provincial del metal de Valencia, en octubre de 1970, reunidos al mismo tiempo que se celebraba una asamblea de profesionales e intelectuales contra el Proceso de Burgos.

En Alcoi y Sagunt durante los años 60 se consolida la conquista de cargos en las secciones sociales del sindicato vertical y un cierto reconocimiento informal de dirigentes de CCOO como interlocutores en los conflictos laborales.

En Valencia y su comarca, las primeras factorías importantes en la historia de CCOO desde 1958 fueron la desaparecida de la Papelera Española y la empresa Macosa de construcciones ferroviarias. En los astilleros de Unión Naval de Levante existió desde 1964 una comisión obrera. Además del metal, tras las detenciones de 1968 y 1970 se logra en Valencia organizar en CCOO un sector disperso pero con importante número de trabajadores como era el de la madera y el mueble, con algunas factorías grandes como las de Mocholí o Vilarrasa. En la organización de este sector destacaría Antonio Montalbán hasta su despido de Mocholí, a raíz de la huelga de la COS del 12 de noviembre de 1976.

Desde 1974, la crisis política de la dictadura avanza cuando el movimiento obrero opositor es capaz ya de protagonizar importantes conflictos, incluso en nuevos sectores por su creciente peso laboral como son la banca o la sanidad.

La huelga por el convenio de Segarra en 1973, el conflicto de Unión Naval de Levante y la huelga general del textil alcoyano en 1974, son hitos en esta trayectoria que culmina tras las elecciones sindicales de 1975 cuando en enero de 1976 la provincia de Valencia ocupa el tercer lugar de España por número de huelguistas tras Madrid y Barcelona.

Tras la conquista de la libertad sindical en abril de 1977, el 27 y 28 de mayo de 1978 Comisiones Obreras del País Valenciano celebra su primer congreso en Castellón. Cuenta entonces con aproximadamente 210.000 afiliados, 140 locales, servicios jurídicos, gabinete de economistas, escuela sindical y un órgano propio de prensa, L'Opinió del País Valencià.

Sectorialmente se organiza en 24 federaciones y territorialmente se adopta una división en 28 comarcas en lugar de la demarcación provincial. El primer secretario general de CCOOPV, desde 1978 hasta 1996, ha sido Antonio Montalbán. En el II Congreso (Buñol, 1980) se integra como "Corriente Socialista Autogestionaria" la escisión de la USO del País Valenciano que opta por ingresar en CCOOPV. En el III Congreso (Cheste, 1983), Montalbán encabezó una revisión crítica de la anterior etapa y defendió que el sindicato ganase autonomía respecto al PCE para disponer de ella en su relación con el PSOE, en el gobierno desde su triunfo electoral en las elecciones de 1982. Se había consolidado la división sindical y la UGT disputaba con fuerza a CCOO la preponderancia en el movimiento obrero.

La crisis industrial, con la expansión de la economía sumergida, y conflictos de extrema gravedad como el provocado por la amenaza del desmantelamiento de los altos hornos de Sagunto, asediaban algunas de las bases sectoriales de la fortaleza de CCOO en el País desde tiempos de la dictadura. El informe de Montalbán en 1983 sería rechazado por el 42% de los congresistas por la oposición de sectores del PCE en crisis, de la LCR y del MC. Federaciones tan importantes como el Metal y comarcas del peso de l'Horta (Valencia) y el Camp de Morvedre (Sagunto) mostraron su desacuerdo con la mayoría encabezada por Montalbán. Esta división llegaría al IV Congreso, celebrado en Alicante en 1986, cuando se presentaron tres candidaturas a la dirección del sindicato en el País Valenciano, siendo Montalbán reelegido. El asunto de actualidad en aquel congreso afectaba a otro de los primeros bastiones de CCOO en el País, la fábrica Segarra de Vall d'Uxó, que había sido nacionalizada por el INI con el nombre de IMEPIEL e iba a ser privatizada. En el Informe General se planteaba la necesidad de superar la "imagen distorsionada y fragmentada" que las divisiones internas proyectaban del sindicato, con un esfuerzo por "resindicalizar los debates".

En la segunda mitad de los años 80 se ponen las bases para una nueva etapa de superación de la crisis y de consolidación sindical: promulgación de la Ley Orgánica de Libertad Sindical (1985), que garantizaba la presencia de los sindicatos mediante sus correspondientes secciones en las empresas, primeras huelgas generales y recuperación de la unidad de acción con la UGT con la reorientación estratégica de CCOO, y lenta salida de la crisis de afiliación que se había producido como consecuencia de las reconversiones industriales y del pase de muchos trabajadores a la economía sumergida.

Efectivamente, en la década de 1980 se produjo en CCOO PV una importante sangría en número de afiliados, de los 76.029 cotizantes reales contabilizados en 1980 a los 52.801 de 1987, año en que se inicia una continua progresión ascendente que lleva a la recuperación en 1991, cuando se alcanzan los 78.832 afiliados. En el V Congreso (1992) se adoptan medidas para racionalizar y mejorar la gestión de cuotas y presupuestos.

También en 1992 se inició un proceso de simplificación de la estructura territorial con la agrupación de sus organizaciones en uniones intercomarcales, que son en la actualidad las siguientes: L'Alacantí - Les Marines (Alicante, Benidorm), Vinalopó - Vega Baja (Elx, Elda), Comarques del Nord (Castelló), Camp de Morvedre - Alt Palància (Sagunt), Camp de Túria - Serranos - Rincón de Ademuz (Llíria), Comarques Centrals (València), Hoya de Buñol - Requena-Utiel - Valle de Ayora (Buñol), Ribera - Safor (Alzira, Gandía).

En la década de 1990 continúa la progresión en la afiliación, el sindicato gana autonomía política y cohesión interna, se desarrolla el espacio autonómico de concertación social, crecen las fundaciones y los servicios a la afiliación, y cambia la dirección y la estrategia de CCOO PV.

En el VI Congreso (1996), Joan Sifre se presentó como único candidato a la Secretaría General. Sifre obtuvo un 56 % de los votos, mientras que un 36 % se opuso a su candidatura y un 6 % se abstuvo. Posteriormente, la candidatura a la Comisión Ejecutiva encabezada por Sifre obtuvo el 58 % de los votos mientras que la que presentó Antonio Montalbán consiguió el 42 %. Contra la lista "oficialista" y en apoyo a la presentada por Montalbán se formó un "sector crítico" integrado por delegados afectos a su persona y otros procedentes de minorías vinculadas a Revolta o al PCPE. Se formó una ejecutiva con diez candidatos de la lista de Sifre y ocho de la de Montalbán. El resultado del VI Congreso, celebrado después de que el PSOE perdiese las elecciones autonómicas de 1995 y poco más tarde de la victoria del PP en las generales del 3 de marzo de 1996, se interpretó como un alineamiento de la confederación del País Valenciano con el cambio de política sindical de CCOO introducido por el oriolano Antonio Gutiérrez.

En 1996, tras 18 años de liderazgo de Antonio Montalbán, CCOO PV tenía casi 90.000 afiliados y representaba a más del 50% de los delegados sindicales de la Comunidad Valenciana.

En el caso de UGT Orihuela los servicios que presta son: internacional, migraciones, juventud, mujer, política institucional, medio ambiente y cambio climático, campañas, informes y documentos, formación, legislación laboral y salud laboral.

A continuación te damos breve historia sobre UGT:

La Unión General de Trabajadores ocupó, desde su fundación en 1888, un papel preponderante en la sociedad, no sólo por su actividad sindical, también por otro tipo de actuaciones inspiradas en sus principios ideológicos que la llevaron a realizar una importante labor en la formación de los trabajadores y sus hijos, en los servicios básicos de vivienda, en sanidad, mutualismo, cultura, e incluso contribuyó a la creación de un importante tejido industrial a través de cooperativas.

Como consecuencia de ello, UGT era titular de un ingente número de inmuebles y solares en toda España (superior a los 1.100), así como un número también muy importante de cuentas corrientes abiertas en bancos y entidades financieras que fueron incautadas a lo largo de la Guerra Civil y en los años posteriores, junto con la totalidad de los enseres y muebles que había en sus instalaciones.

La titularidad de todo esto le correspondía a UGT, bien directamente o bien a través de los sindicatos, sociedades obreras, cooperativas, mutualidades, fundaciones, u otras entidades vinculadas a la Organización, incluidas las Casas del Pueblo.

Las sociedades obreras estaban acogidas a la Ley de Asociaciones Profesionales de Patronos y Obreros de 8 de Abril de 1932, figurando la mayoría de ellas en un censo de asociaciones obreras llamado “Censo Largo Caballero”. No sólo tenían carácter sindical, sino que eran “el sindicato”, la forma ordinaria de organización de los trabajadores a la que éstos se afiliaban, siendo las asociaciones obreras las que posteriormente se afiliaban a UGT.

Los sindicatos de entonces tenían y ejercían funciones de asistencia y socorro de los trabajadores, que llevaban a cabo a través de cooperativas de consumo, de trabajo, de vivienda, sociedades de socorros mutuos, fundaciones con fines asistenciales, etc., constituidas por los propios sindicatos. Los bienes de las sociedades obreras y de estas otras entidades, eran, pues, de UGT, a ésta le fueron expoliados y a ésta le deben ser restituidos.

Esta información sobre organismos y servicios que te ofrecemos, si desempeñas alguna ocupación en nuestro municipio o principales ciudades cercanas, te será en ocasiones de gran valor, si necesitas echar mano de un directorio, consultalo!, para eso estamos y para eso están los sindicatos CC.OO y UGT en Orihuela.

Contacto

Estos son los datos de contacto de Sindicatos CC.OO y UGT en Orihuela para que puedas hacer tu reserva o consultar lo que necesites.

Dirección: Calle de Ruiz Capdepón, 9, (CC.OO bajo - UGT 3ra planta) - 03300 Orihuela, España

Teléfono/Fax: Delegación CC.OO: 966740065
Delegación UGT: 965305663

Url:

1481Visitas

¡Contáctanos!

Mapa

Características

  • Organizaciones sociales

Otras ofertas

Otros sitios y alternativas Costasur

Otras páginas en este destino